miércoles, junio 18, 2008

LAS FALSAS ACTITUDES DEL AGUA


Un primer poemario es siempre una aventura. Orquestar las palabras, elegir los recursos estilísticos que se hermanen con el contenido que se desea expresar, son ribetes difíciles de afrontar. Escoger una franja de la tradición literaria es uno de los grandes retos: un nuevo autor se liga a otros nombres a través del océano de la intertextualidad y, de una u otra forma, deja marcas en el texto que abren la posibilidad de que el lector pueda trazar el mapa genealógico de la obra.

Andrea Cabel (Lima, 1982) ha escrito un poemario sumamente valioso: Las falsas actitudes del agua (2007). Alejándose de la poesía conversacional y cultivando un ritmo sostenido, la poeta teje imágenes, una tras otra, estableciendo vínculos con tres tradiciones: la simbolista, la vanguardista y, en menor medida, la escritura experimental de Carlos Germán Belli. De la primera toma la predilección por la sugerencia a través de una musicalidad sutilmente trabajada; de la segunda, ciertos recursos típicos como la supresión de las mayúsculas después del punto o el escandido "caprichoso" de los versos ; de la tercera, el uso de algunos vocablos que evidencian la necesidad de expandir el léxico del poema. Belli es un autor que, junto a Vallejo, ha incorporado las palabras más insólitas a la poesía peruana. Cabel afirma sin ambages: "criatura como yo,/ de carne frágil/ y cráneo arbóreo,// de soplo cítrico/ amarillo/ escatimado// frigorífico/,/ como ración de miga,/ en fermentado suelo".

¿Y los temas? Veamos los más relevantes:
1)La locura como forma de conocimiento: "un loco sentado en una rama". En este caso, un discurso excluido por nuestro paradigma racionalista adquiere importancia porque implica revalorar la óptica contemplativa del sujeto y vincular al ser humano con la naturaleza. En efecto, el racionalismo implica excluir algunos discursos como el del loco. En Las falsas actitudes del agua, se intenta revalorar ciertas prácticas, pues tienen un lado creativo y se asocian con la música y la poesía;
2)El amor como un permanente estado de vigilia: "el amor entero rozando los ojos abiertos"; "los ojos que siguen mirando desde la cama". Sin duda, el sentimiento amoroso no solo implica la contemplación del ser amado, sino también una especie de estado de alerta, pues parece acercarse la destrucción que implica la crisis de la comunicación: "destrucción para nosotros/ silencio de papel";
3)El hálito destructor como una forma de regeneración: "todo vive y se extinguen los ecos, la certeza asciende". La destrucción también implica un proceso de regeneración: nacer-morir-renacer.
4)La búsqueda de una extraña tradición familiar: "buscando los pozos de los abuelos". El amor posibilita tener conciencia del pasado y buscar incesantemente una tradición para dar cuenta de ella en la escritura del poema.

Desde el punto de vista formal, tenemos la presencia de signos en rotación a la manera de Octavio Paz; es decir, el escandido de los versos ha sido pensado para producir en el receptor un efecto de dispersión del significado. Este es un recurso típicamente vanguardista. Además, Cabel alterna el poema en prosa con el uso del verso. A ello se suma la utilización de sinécdoques (parte en vez de todo) y metonimias (relación efecto-causa). Por ejemplo: "y se ríe el mar de tacto, la espuma como una ave/ se retira y nace/ por donde descansa una mejilla,/ su intocable beso". "Mejilla" (parte) está en vez de "ser humano" (todo); en realidad, se habla del reposo del individuo. "Beso" (efecto) esta en vez de expresión de "afecto" (causa). Esto lleva a plantear que la relación de contigüidad (yuxtaposición) es esencial en este poemario porque se trata de aproximar los bordes de aquello que está lejos y ello se logra merced a un cuidadoso trabajo con el lenguaje.

No resisto la tentación de transcribir uno de los poemas:

O
(...)

...luego de la graduación, salvador y yo/ éramos platos servidos e insólitos juguetes./ materias imperceptibles de piel roja./ dientes y culpa/ ambos buscando tus pechos y queriendo,/ volver sin traje,/ sin árbol derribado y morado tras las alas.

(Reseña ampliada el 22 de junio de 2008)

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Coincido con ud. sr. Cozman. este libro es una valiosa entrega. Sin embargo, creo que olvida muchos aspectos interesantes del libro y se centra en los simples, como el de encajarlo en tal o cual corriente. Hay aportes poeticos en el libro rescatables que quizas por espacio o por interes ud no menciona. Ademas de tener algo de simbolista o vanguardista o experimental, sus versos en sí mismos dicen algo más. En este comentario, le dedica tres parrafos a un analisis del libro pobre y simplista. A lo mejor, otros libros que comenta en este sitio merecen menos atencion y ahi estan, plagados de observaciones. Saludos,

Chantall B.

Camilo Fernández Cozman dijo...

Estimada Chantall: "No hay cultura sin clasificación" (Roland Barthes). Ver los rasgos simbolistas y vanguardistas del libro es insertar a este en el campo de la tradición literaria.

Camilo Fernández Cozman dijo...

En los próximos días ampliaré esta reseña.

E dijo...

Estimado Camilo es un placer encontrar su blog, muy interesante por cierto; fui su alumno en San Marcos el año 1994. Me gustaría entregarle un poemario que publiqué el 2004, pero lamentablemente ya no tengo libros, por lo que no sé si es factible entregárselo en edición word vía mail; veo su dirección en el blog por lo que si encuentro algún libro que se quedó por allí entre mis amigos (siempre hay uno que se puede rescatar)se lo enviaré.
Mi mail es Emilioaguirre@gmail.com y el libro en cuestión es Psychoforaja, saludos.

Camilo Fernández Cozman dijo...

Hola, Emilio: Envíame tu poemario al siguiente correo: ensayo00@yahoo.com. Me gutaría mucho leerlo. Un abrazo, Camilo

Anónimo dijo...

Con todo respeto no creo que debas darle tanta importancia al primer comentario. Creo que la reseña contiene lo necesario y no creo que Cabel merezca tanta atencion. Seguramente la que escribió ese comentario era alguna amiga de la autora y quiere que le den mas atencion.No es un extraerdinario poemarioy existen otros autores a quienes debes decicar tu tiempo para brindarnos más artículos.

Roberto Bolaños

Anónimo dijo...

De acuerdo con la ùltima apreciaciòn. Ud. debe dedicar su atenciòn a mejores libros

Anónimo dijo...

Cada cual dedica su atencion a lo que considera pertinente. Si el critico amplio la reseña fue porque quiso, no "a pedido del publico", porque este blog no se dedica a complacer pedidos cual radio o blog simplista. ademas a algunos les gusta el libro y a otros no. no es una competencia ni mucho menos, los que dicen que deberia dedicarle su atencion a otros libros, a lo mejor ya leyeron el libro y no les gusto, o a lo mejor ni lo conocen y hablan por hablar, como pasa con esto de los blogs y publicaciones virtuales. hay libros de poesia joven como el de malpartida que tampoco es de lo ultimo ni de lo mejor, pero por ejemplo, fue reseñado como un libro logrado y con bombos y platillos. podriamos decir que la opinion se guia porque ellos se conocen y tienen una relacion de años, no de amistad fuerte pero si de amistad, pero nadie dice eso porque por ultimo, lo que vale es la opinion justificada del libro. yo lei arte de nariz y no me parecio PARA NADA un poemario "logrado" pero pienso que puede gustarles a otros y en ningun momento participe diciendo que mejor cozman dedique su tiempo a leer otras cosas...creo que por ahi va la cosa. por respetar las opiniones mas aun si s que estan siendo justificadas. los anonimos que chillan pidiendo mas atencion a otras cosas, dejan mucho que desear porque no plantean nisiquiera otras opciones.

Anónimo dijo...

El último anónimo lanza acusaciones -sin fundamento- a diestra y siniestra. No entiendo, por ejemplo, la referencia al poeta Malpartida. ¿Qué tiene que ver este último con la obra de la srta. Cabel? El anónimo dice: "...hay libros de poesia joven como el de malpartida que tampoco es de lo ultimo ni de lo mejor, pero por ejemplo, fue reseñado como un libro logrado y con bombos y platillos. podriamos decir que la opinion se guia porque ellos se conocen y tienen una relacion de años, no de amistad fuerte pero si de amistad..." ¿Debemos entender esas palabras como una acusación velada contra usted, profesor Fernández? Si es así, creo que es a todas luces injusta. Los que revisamos su blog a diario, lo hacemos porque confiamos en sus jucios pertinentes y en su absoluta imparcialidad. Por eso, vaya mi solidaridad para usted frente al ataque. Con respecto al anónimo, lo único cierto que afirma es que, "como pasa con esto de los blogs y publicaciones virtuales" cualquiera puede opinar. Cualquiera, y, cabría agregar, cualquier cosa.

Anónimo dijo...

Yo tampoco entiendo porque menciona a otro poeta en ese comentario. Yo confìo en su juicio, profesor, y aunque el libro de Malpartida no viene al caso, me parece un buen poemario.Me gusta mas que èl de Andrea Cabel, gustos son gustos. Por otro lado, creo que aunque Mapartida es sanmarquino, usted y èl no tienen una relacion de amistad, solo de profesor-alumno. No viene tampoco al caso aclararlo pero a veces es necesario. Los que lo conocemos, aunque de lejos, sabemos sobre su calidad de docente y critico y usted no es de los que escribe reseñas por agradarle alguien.

Atentamente

Luis Alvarez
UNMSM

Vera dijo...

Por qué valora tanto el alejamiento de lo conversacional, coloquial y ensalza tanto lo experimental?
Otra vez, la falta de vida,
ese es el asunto.

Camilo Fernández Cozman dijo...

Estimado Vera, si predomina, en algunas vertientes de la nueva poesía, lo conversacional, entonces pudiera ser un valor alejarse de lo coloquial para intentar formular, con el tiempo, un estilo propio. Creo que en un poema debiera haber alguna dosis d experimentación, de lo contrario nos contentaríamos en repetir la tradición mecánicamente. Lo experimental no lo entiendo en meros términos de juegos vanos con las palabras. Salduos cordiales.