sábado, noviembre 27, 2010

OSWALDO CHANOVE: POESÍA VS. CIENCIA

La poesía de Oswaldo Chanove (Arequipa, 1953) es de alta calidad. Entre sus poemarios, destacan nítidamente El héroe y su relación con la heroína (1983) y Estudio sobre la acción y la pasión (1987). Su obra se ha caracterizado por la creación sugestiva de personajes y el tono narrativo, de manera que asimiló el coloquialismo de lengua inglesa con mesura y a través del tamiz de un estilo sumamente personal. Acaba de ver la luz Plexo solar (Arequipa: Aquelarre, 2010, 75 pp.). El proyecto es muy interesante: hacer dialogar la poesía con la ciencia. El libro remite a las "neuronas espejo", al ADN, la teoría de los constantes pasos en falso, la evolución del cerebro, entre otros tópicos que se vinculan con el desarrollo contemporáneo del discurso científico. Mediante el uso de los paréntesis, el locutor trata de establecer una distancia poética que le permita enjuiciar el aporte de la ciencia para contrastarlo con una realidad más cotidiana y descarnada.
El resultado, a todas luces, no guarda correlación con el ambicioso proyecto inicial. Como lector, percibo que la poesía pierde intensidad al estar, en este caso, algo subordinada al dato científico. Quizá faltó el empleo de la ironía o de la desmitificación para distanciarse del tono algo frío que predomina en los versos. Se percibe que Chanove está, en
Plexo solar, más pendiente de seguir la ilación del discurso de la ciencia y que deja de lado, por momentos, la posibilidad de conmover a sus receptores. No obstante, hay algunos poemas notables como "Heroicos esfuerzos (del espíritu)": "En las noches sin luna/ Podemos ver/ con la córnea/ Con el cristalino/ Con el globo ocular/ la retina (circunscrita al arcoiris) es un detector/ ¿Cuál es la naturaleza de las estrellas?/ ¿Son sus pieles radioactivas?/ ¿Hay algo (milagroso) en tanta nebulosa?" (p. 43). Aquí sí se observa cómo las metáforas dan vida a la reflexión anclada en el devenir de la ciencia.
Esperemos que en sus próximos libros, Chanove retome su nivel de poeta de fuste y nos entregue versos como los de
El héroe y su relación con la heroína, notable poemario de los años ochenta.

1 comentario:

Sonia dijo...

Saludos Oswaldo, siempre me encantó tu poesía, en verdad muy buena y profunda.

Sonia Casapía Paz