viernes, febrero 19, 2010

POÉTICAS ANDINAS DE MAURO MAMANI MACEDO


La poesía puneña no ha merecido el análisis crítico que dé cuenta de su riqueza, diversidad cultural y cosmovisión andina. Sabemos que el vanguardismo peruano tuvo, en la lírica, dos vertientes: una cosmopolita (donde brillan, con luz propia, Martín Adán, Emilio Adolfo Westphalen, César Moro y Xavier Abril) y otra indigenista (representada por César Vallejo y los exponentes del grupo "Orkopata"). Esta explicación demasiado esquemática ha evidenciado sus carencias para asediar la obra de poetas como Carlos Oquendo de Amat, quien habla de su "aldeanita de seda", pero, a la vez, emplea el espacio de la página en blanco, a la manera de Stéphane Mallarmé y Guillaume Apollinaire, en textos como "New York". ¿Indigenismo y visión cosmopolita en la fusión del genial autor de 5 metros de poemas?

Esa es una de las interrogantes que atraviesa el reciente libro del profesor sanmarquino
Mauro Mamani Macedo (Arequipa, 1969), cuyo título Poéticas andinas. Puno (Lima: Pájaro de fuego, IIH de la UNMSM y Guaraguao: 2009) muestra la paladina intencionalidad de asediar los versos de autores como el ya citado Oquendo de Amat, Gamaliel Churata, Efraín Miranda, Alejandro Peralta, Inocencio Mamani, Dante Nava, Omar Aramayo, José Luis Ayala, Gloria Mendoza y Boris Espezúa.

En uno de los ensayos, el investigador aborda la referencialidad en la poesía de Inocencio Mamani poniendo énfasis en el estudio de la figura de la prosopopeya que emparenta dicha obra con la fábula como género discursivo. En otro de los estudios, el crítico asedia las migraciones exteriores e interiores que se manifiestan en la obra de Oquendo de Amat. Premunido de la categoría de "sujeto migrante", formulada por Antonio Cornejo Polar, el hermeneuta reconoce el espacio del viaje y del recorrido que atraviesa 5 metros...
: "La ruta exterior va del campo a las ciudades, de la aldea a las urbes" (p. 72). En cuanto a la migración exterior, "El sujeto regresa de la locura y se encierra en su mundo interior, en ese tiempo y espacio adquiere un aprendizaje" (p. 74).
a
Mamani analiza también la poesía de Efraín Miranda precisando la poética de lo telúrico que inunda el pensamiento de este último. Resulta valiosa la noción de desplazamiento como categoría hermenéutica. Ello le transfiere al enfoque teórico un dinamismo sumamente ilustrativo y, por lo tanto, evita las perspectivas maniqueas y estáticas.

Que esta breve nota sea una invitación a leer Poéticas andinas. Quizá hubiera sido necesario un análisis algo más minucioso del arsenal retórico de los poemas, pero ello no opaca el mérito que posee este interesante libro de crítica.

No hay comentarios.: