jueves, julio 03, 2008

UN LIBRO DE CRÍTICA SETENTA AÑOS DESPUÉS


Es común afirmar que las mejores antologías las hace el tiempo. Algunos escritores que gozaron de prestigio en su época, hoy son casi pasto del olvido. Otros que padecieron la displicencia del público, actualmente son objeto de culto. Esto se aplica no solo para la poesía, la novela o el cuento, sino también para el ensayo de crítica literaria.

En 1938, Estuardo Núñez publicó Panorama actual de la poesía peruana, después de haber dado a la imprenta La poesía de Eguren (1932), primer acercamiento riguroso al autor de Simbólicas. Setenta años después percibimos que aquel libro panorámico mantiene palpitante actualidad. Es decir, el volumen de Núñez ha superado el muro del tiempo y se ha erigido en uno de los pilares de la investigación literaria en el Perú. Obviamente, el metalenguaje ha cambiado (hoy no hacemos estilística tradicional sino pragmática, estudios culturales, neorretórica y posestructuralismo), pero las intuiciones del crítico, si son fecundas, son un permanente acicate para el surgimiento de nuevas interpretaciones. Parece ser que en los estudios literarios no basta solo el uso de un marco teórico riguroso, sino también una sensibilidad y una sutileza que hacen del crítico un agudo lector del mensaje de un poema o de una novela. Por eso, textos como Mímesis de Erich Auerbach, nos cautivan a pesar de haber sido escritos hace ya varias décadas.

Núñez, en Panorama actual de la poesía peruana, distingue tres tendencias en el ámbito de nuestra lírica: el purismo, el neoimpresionismo y el expresionismo indigenista. En cuanto a la vertiente purista, el crítico remarca que se trata del "análisis de una intimidad profunda en el creador, con muestras de una subconciencia cargada de vivencias mediatas e inubicables y expresada con la ayuda de un arte verbal depurado" (p. 6). Aquí se sitúan las obras de Carlos Oquendo de Amat, Enrique Peña Barrenechea, Martín Adán, Emilio Adolfo Westphalen y Xavier Abril. El neoimpresionismo se observa en aquellos poetas que intentan aprehender "la emoción lugareña dentro del paisaje" (p. 92) o que actualizan una poesía heredera del romance peninsular. Aquí tenemos a Ricardo Peña Barrenechea, influido por Federico García Lorca, pero dueño de una expresión original; y Luis Fabio Xammar, quien practica un "romance terrígena" (p. 95), es decir, que evoca el hálito de la tierra como espacio de convivencia. El expresionismo tiene como representantes a César Vallejo y a los poetas del grupo Orkopata: "En el Perú, el rumbo expresionista que se puede precisar en la última poesía regionalista, surge también de un problema vital en la entraña misma de nuestra tierra: el problema del indio" (p. 109).

Uno de los grandes aportes de Panorama actual de la poesía peruana es haber señalado, por vez primera, que Vallejo era un poeta expresionista. Posteriormente, Roberto Paoli ha sustentado una tesis parecida, pero heredera de la visión de Núñez. El de Vallejo es un "expresionismo nostálgico y macabro" (p. 110). Conocedor del expresionismo alemán en su lengua original, Núñez señala los rasgos fundamentales de este importante movimiento artístico: "Los expresionistas --Vallejo y Schreyer-- invocan a la envoltura material, al cadáver. Para ellos el alma está ya fuera de los problemas del mundo, mientras que el cadáver queda todavía en su proceso de disolución" (p. 113). Interesante observación que anticipa las ideas de Paoli sobre Vallejo acerca de la poética del cuerpo que se percibe en Poemas humanos.


Panorama actual de la poesía peruana es un libro escrito con decoro y sapiencia. Revela, sobre todo, que el crítico literario no solo debe ser un erudito, sino también un ser provisto de una sutil sensibilidad para captar el significado siempre huidizo de un poema.
(Foto: www.pucp.edu.pe)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Núñez es un crítico de polendas, sin duda.

Camilo Fernández Cozman dijo...

Estimado amigo anónimo: Núñez es el primer crítico riguroso de la obra de Eguren.

manuel. dijo...

me gustar�a mucho compartir mi poes�a contigo:


15.
� lo de comer a cualquier d�a,
un pedazo de amor,
tirado,
orinado en una esquina�

18
… callar…
…callar entre estas paredes
para que el silencio filtre su esencia
y se consuma en su vanidad…
…callar
para irme desde adentro.


spero al menos llame tu atención.cuidate.exitos

Mauricio Vallejo Márquez dijo...

Que bueno! El tiempo al final resulta el mejor crítico y pone en evidencia la calidada de escritores como Estuardo Núñez

baudelaire3 dijo...

"Parece ser que en los estudios literarios no basta solo el uso de un marco teórico riguroso, sino también una sensibilidad y una sutileza que hacen del crítico un agudo lector del mensaje de un poema o de una novela".
Es difícil no estar de acuerdo con esta frase. Núñez, como queda demostrado, es un gran crítico. Pero por sobre todo debiera llamarnos la atención la nota sobre la intuición y la sensibilidad del crítico, quien no puede descansar sólo en su conocimiento sistemático y académico del tema.

Gracias por este post,

CGO

Andrew dijo...

Hola queria invitarte a que anotes tu blog en el directorio de blogs de bloguisferio.com