sábado, enero 26, 2008


OTRA VEZ PABLO

Múltiple, polifacética, la obra de Pablo Guevara (1930-2006) es centro de reflexión en Totalidad e infinito*. Me cautiva del volumen su capacidad de abordar el pensamiento del poeta desde los más diferentes ángulos. Encuentro aquí testimonios de Jaime Urco, Roger Sántiváñez y William Rowe, entre otros; artículos periodísticos y ensayos críticos de Guevara sobre Sologuren, Vallejo, Heraud y Morales Saravia; un racimo de trabajos sobre la poesía y el cine de Pablo.

De Urco quisiera destacar algo: “El conocimiento que buscaba (Guevara) era aquel que le permitiera entender la poesía como un corpus. No a poetas aislados. La poesía era para él una estructura”.

Aquí no resulta impertinente recordar que a Pablo le interesaba el estudio de una constelación de poetas (Vallejo, Eguren, Eielson) para abordar el devenir de la lírica peruana. No se detenía en el dato separado del conjunto, sino que abordaba la relación, por ejemplo, entre Vallejo y Eielson. Pienso que el tema de la ciudad que aparece en Poemas humanos, también se manifiesta en Habitación en Roma. París se da la mano con Roma, por cierto.

De Rowe hay una frase digna de citarse: “Inventaba (Guevara) sus propios esquemas, echando mano a todo lo que encontraba (…) Eran mapas, mejor dicho, diagramas, que sorprendían por su capacidad de sintetizar y así permitir navegar la realdad de maneras inéditas”

Pablo buscaba, pienso, realizar una cartografía de nuestra literatura. Con ojos de artista, descubría territorios inexplorados. Él trataba de materializar una aventura del conocimiento.

Cuando analiza la obra de Morales Saravia, Guevara aserta: “Es imposible saber qué cosa es la literatura (y lo sigue siendo en estos tiempos de postmodernidad y globalización), a pesar de los merodeos y aproximaciones realizadas”.

No hay característica distintiva de los textos literarios. Es la comunidad de lectores la que decide qué texto es un poema o una novela sobre la base del análisis de las diversas tradiciones literarias. Y con el tiempo nuestra concepción de la literatura va cambiando. Pablo lo sabía con claridad meridiana y, por eso, hoy celebramos la aparición de Totalidad e infinito, un volumen que nos trae a la memoria la figura del poeta a través del cristal de la mirada crítica.
Gladys Flores Heredia (ed.) Totalidad e infinito. Homenaje a Pablo Guevara. Lima, Ed. San Marcos, 2007.

3 comentarios:

Leo Zelada Grajeda dijo...

Interesante tu post Camilo. He descubierto tu blog, lo visitare con mas frecuencia.

Saludos desde Madrid.

goloviarte dijo...

magnifico blog y útil,te invito a que participes en mi modesto blog de votaciones de otros blog,podrás añadir el tuyo y te conocerán un poco mas
http://aquiestatublog.blogspot.com
visito muchos blog seleccionando a los mejores,uso los comentarios porque es mas rápido,pero si piensas que es spam,te pido perdón y que aceptes mis disculpas

Anónimo dijo...

Pablo, enorme poeta. Su recuerdo siempre estarà con nosotros.