domingo, noviembre 14, 2010

MARCO MARTOS EN GRIEGO


"La traducción es un puente entre dos culturas", dijo alguna vez Albert Bensoussan, traductor de Mario Vargas Llosa al francés. No es posible pensar en el mundo actual sin el papel que han cumplido y cumplen los traductores, aquello que navegan entre un idioma de origen y una lengua de llegada. El destacado poeta de la generación del sesenta, Marco Martos (Piura, 1942) acaba de publicar, en edición bilingüe (español-griego), su obra En las arenas de Homero (Lima: Academia Peruana de la Lengua, 2010). Se trata de poemas inspirados en el mundo helénico. Desfilan textos sobre Hesiodo, Teseo, Prometeo, Odiseo, Tales de Mileto, entre otros personajes. En "Los huesos de Odiseo" se afirma: "¿Están los huesos de Odiseo/ hechos polvo por el sol?", es decir, se recrea la imposibilidad de que Ulises regrese a Ítaca. En otro poema se evoca la figura de Pitágoras y se asocia la matemática con el fluir de la música. Heráclito, como filósofo, motiva al poeta dos textos: uno de ellos reflexiona sobre la famosa frase que se le atribuye ("Nadie se baña dos veces en el mismo río"); el otro evidencia las iras de Heráclito frente a Pitágoras, a quien el locutor califica de "abuelo de la charlatanería". Hay un intenso racimo de versos llamado "Fuego", donde se afirma: "La vida, un incendio/ que se apaga cuando quiere".
En las arenas de Homero no es el mejor libro de Martos, pues no llega a la capacidad sugestiva de Cuaderno de quejas y contentamientos, y Donde no se ama. En algunos momentos se siente que el dato cultural levanta mucho la voz y subordina, un tanto, la palabra poética. Fuera de esa objeción, se trata de un libro que merece ser leído con atención porque nos trae a la memoria el aliento épico de ese gigante de la literatura universal que se llamaba (¿habrá existido, realmente?) Homero.

No hay comentarios.: