domingo, mayo 04, 2008

"ARTE DE NARIZ" DE MIGUEL ÁNGEL MALPARTIDA


Todo poema se nutre de la experiencia biográfica de su autor para luego convertir a esta en una ficción. Mas aquella puede ser una vivencia de tipo "personal" (un viaje o un recuerdo familiar, por ejemplo, como magma informe del cual nace la creación literaria) o de carácter más "libresco" (la lectura de una novela o la percepción de la belleza de un cuadro de Salvador Dalí, verbigracia, en tanto fuentes que motivan al escritor la producción de un poema). En fin, dos posibilidades que se abren, como caminos inacabables, ante los ojos del hacedor.

Pablo Neruda, en Canto general (1950), hizo de sus travesías por el mundo uno de los motivos centrales de su arte poética. Jorge Luis Borges, en cambio, se inspiró en Heráclito, Joyce y de Quincey para moldear la temática de algunos poemas de Elogio de la sombra (1969). Dos perspectivas disímiles pero a veces complementarias: César Vallejo puede hablar de Carlos Marx y, simultáneamente, hacer ficción basándose en su experiencia de haber vivido en la Ciudad Luz. Allí tenemos Poemas humanos (1939) como vivo testimonio de lo anteriormente enunciado. José Watanabe leía haikus, pero a la vez evocaba la figura de su madre que tejía en la paz de su hogar.


Miguel Ángel Malpartida (Lima, 1983) se sitúa en la segunda vertiente, por eso, es un legítimo heredero de Borges. Han salido a luz dos poemarios suyos: Galería (2002) y Arte de nariz (2007). Con el primero obtuvo merecidamente el primer premio en el concurso de poesía "César Calvo", organizado en la universidad Decana de América. En Galería, observamos cómo Malpartida hace poesía a partir de su contacto visual con las artes plásticas: la percepción de la belleza de un cuadro puede motivar la escritura de un poema. Difícil labor la de crear a partir de otra creación. De alguna manera esa fue la senda asumida por el genial autor de Ficciones: hacer de la intertextualidad un interminable acicate para el surgimiento de nuevos textos literarios.

Ahora estoy leyendo Arte de nariz y me cautivan muchos aspectos. Empezaré por algo que ciertos sociólogos de la cultura dejan en el tintero: el oficio, vale decir, la preocupación por hacer de la escritura algo que produzca goce en el receptor. A veces los críticos literarios se empeñan en mostrar que los poemas revelan, a pie juntillas, la ideología del poeta. A mí, por el contrario, me interesa el trabajo con la forma artística: "Un punto amarillo como el silencio de la tarde,// estrepitosamente caído,/ ha derrumbado sus brazos/ sobre las tijeras de plata,/ atrayendo el vuelo de las hojas".

Arte de nariz tiene tres partes. En la primera ("Modelismo") hay una atmósfera de tipo bélico, pues al yo poético (piloto de un avión) lo acosa el peligro. Como señala Selenco Vega, "El Nose Art o "arte de nariz" surgió hacia 1913 y consistía en la decoración del fuselaje de los aviones de guerra con motivos generalmente femeninos, pinturas que inyectaban moral y esperanza, un aliento de vida en aquellos combatientes que quizás no volverían a tocar tierra". Es decir, aquí tenemos la vasta confluencia entre la guerra y el erotismo: "Una mujer me ofrece el sueño/ cuando dormir es ponerse a riesgo del mundo/ volverse intermitente". Es como si el paso de la vigilia al sueño implicara un tránsito de la vida a una posible muerte. La noción de intermitencia asedia al poeta porque implica que nuestra existencia pueda ser acaso interrumpida por el flujo de una pasajera muerte.

En la segunda ("Daguerrotipo") se aborda el tema del regreso del guerrero a su morada como Odiseo retorna a Ítaca. Allí están las habitaciones como espacios donde se apilan los recuerdos de la infancia; la fructífera relación del ser humano con los animales a través del cristal de una mirada lúdica; la música y su indecible erotismo; el canto de los grillos y la vastedad del mar: "¿Recuerdas cómo la lluvia/ atraía la canción de los grillos?"

En la tercera ("Lanzallamas") el yo poético percibe una fusión entre el recuerdo de la propia familia y el peligro bélico. Hay un proceso de aprendizaje: el piloto parece convivir con el caos sobre la base de la nostalgia de un espacio perdido: "TAN BREVE ESPACIO ES EL TIEMPO/ PARA LAS PALABRAS QUE ABANDONAMOS/ SOBRE NUESTRA PIEL". Metafóricamente, el tiempo es concebido como una espacio de reconstrucción de nuestra identidad, tarea difícil mas no imposible de realizar.

Arte de nariz es un libro logrado y revela, a todas luces, ese compromiso con la palabra que ha asumido seriamente Malpartida y que desde aquí celebramos, porque nos transporta a un mundo donde a partir del caos (léase la guerra) podamos acaso reconstruir el orden (la familia, la música o el fluir de los cuerpos) y encontrarnos, por fin, a nosotros mismos.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado profesor, siempre es grato revisar sus dos blogs, encontrar reseñas y ensayos de calidad en un espacio virtual no es tan sencillo. Disculpe que le señale dos pequeños errores en su reseña sobre el poemario Arte de Nariz.
1. Miguel ganó el primer premio en el concurso de poesía “César Calvo”, no el “César Vallejo” como usted menciona.
2. El verso que menciona al final del sexto párrafo es incorrecto. Los versos exactos que figuran en el libro son “¿Recuerdas cómo la lluvia/ atraía la canción de los grillos?”

Felicitaciones por su nombramiento en la Academia.

Saludos,

Cynthia

Camilo Fernández Cozman dijo...

Hola, Cynthia: Ya están corregidos los dos errores involuntarios. Muchas gracias

Anónimo dijo...

Profesor:
Su reseña sobre el poemario de Miguel Angel Malpartida me pareció superior a los publicados con anterioridad sobre ese libro. Usted cree que existe una maduración entre Galeria y Arte de Nariz ? o ambos todavia se encuentran al mismo nivel?

JA JA Que coincidencia que la persona que le corrigió se llame Cynthia igual que la enamorada de Malpartida, a quien le dedica en su libro los versos que corrigió. Si es ella, le mando grandes saludos, los pasillos de letras traen a la memoria personas agradables e inteligentes como ella.

Para escritores jovenes que recien empezamos es bueno mirar el avance y la trascendencia de otros escritores jovenes para tomarlos de modelo y mas si personas como usted escriben sobre ellos.
Saludos a los compañeros con los cuales siempre una taza de cafe dura varias horas de conversacion en nuestra gran facultad.

un fuerte abrazo

Jose Fernandez

Camilo Fernández Cozman dijo...

Hola, José: Creo que los dos poemarios están en el mismo nivel; no obstante, "Galería" es un libro más ambicioso porque busca establecer complejas conexiones intertextuales.

Anónimo dijo...

Hola Camilo Fernàndez Cozman,saludos de parte mìa y de la instituciòn cultural AGrietas de la ciudad de Huaraz,pues bien estamos elaborando una muestra de la poesia joven en Ancash,ya todo està elaborado,pues lei dos de tus libros crìticos literarios el que le haces a Emilio Adolfo westhpalem(Las insulas extrañas de EAW) y las huellas del aura la poetica de Jorge Eduardo Eielson,pues me parecieron muy sostenidas sobre todo los soportes teòricos con los que trabajas,tanto de karel kosik y walter benjamin; pues bien no tengo algùn mail tuyo para poder enviarte la versiòn digitalizada de la antologìa de poesìa de ancash que elaboramos,y nos encantarìa contar con algùn comentario tuyo acerca de esta antologìa y si se podrìa talvès contar con un colofòn tuyo para la publicacion fìsica de este libro,serìa genial,pues bien te dejo mi mail para poder coordinar,esperaremos tu respuesta.

Axthedmio Mau Guil( alejandrogmg@hotmail.com)
__________________
Universidad Nacional de Ancash Santiago Antunez de Mayolo