domingo, marzo 09, 2008

90 AÑOS DE CALIGRAMAS (1918) DE GUILLAUME APOLLINAIRE


En el ámbito de la vanguardia poética se produjo un fenómeno digno de relieve: la interrelación entre la poesía y las artes plásticas. Un poema se convierte en un espacio de experimentación donde se dan cita los versos con los juegos de tipo visual. Así tenemos "Poesía en forma de pájaro" de Jorge Eduardo Eielson, allí las palabras parecieran dibujar los bordes de un ave; o "Triángulo armónico" de Vicente Huidobro donde los vocablos configuran los contornos de una figura geométrica. A este tipo de poema se denomina "caligrama" y uno de sus artífices fue el poeta de lengua francesa Guillaume Apollinaire (1880-1918), quien publicó Caligramas (1918) hace exactamente noventa años. Algunos lo llamaron "poeta cubista" en vista de que él empleaba algunas figuras geométricas en la estructuración de sus versos.

La propuesta de Apollinaire (como la de Stéphane Mallarmé) tiene una palpitante actualidad. Hoy vivimos sumergidos en un mundo pleno de cultura visual. ¿Vivimos para ver? El poder del ojo es de dimensión indiscutible, de allí el rol esencial que cumplen los audiovisuales actualmente.

Pienso que Apollinaire se anticipó a la crisis de la noción de género que prima en la literatura de hoy. Podemos leer novelas poéticas, versos tributarios de una estructura teatral, prosaísmo en medio de las estrofas de un texto lírico, etc. Por eso, estos caligramas se leen como cuadros: las palabras se sitúan a la manera de un interminable concierto visual.
(Imagen: caligrama "La paloma apuñalada y el surtidor" de Guillaume Apollinaire)

No hay comentarios.: