jueves, diciembre 13, 2007


LOS CUENTOS GANADORES DEL PREMIO COPÉ 2006

El cuento es un género asaz difícil. En el primer párrafo se decide la suerte de un relato breve, pues allí no existe la amplificación tan típica de la novela. Maupassant, Poe y Chejov son tres maestros del cuento. En Latinoamérica, Cortázar, Borges y Monterroso son, sin duda, tres nombres imprescindibles.
Que este breve introito nos sirva para referirnos al libro que compila los cuentos ganadores y finalistas del Premio Copé 2006*. El ganador del primer lugar, Selenco Vega ("El mestizo de las Alpujarras"), hace gala de un manejo de las referencias culturales y de un tono un tanto épico, para relatarnos la historia del inca Garcilaso de la Vega, quien defiende al Rey en las Alpujarras, sierra de Granada. Se trata de un lucha contra los moros. Y allí se observa el dilema cultural de Garcilaso, pues él defiende a la Corona, pero, a la vez, el color de su piel semeja al de los moros.
Sergio Galarza obtuvo el segundo premio con un excelente relato: "El mapache", donde relata la historia de un migrante latinoamericano a España y la manera como debe sobrevivir realizando múltiples oficios como el de lavaplatos o el de cuidador de perros. El ritmo del relato está muy logrado y permite realizar una lectura en clave cultural: un sujeto periférico que se encuentra en un centro hegemónico y allí debe reencontarse con su identidad.
Alina Gadea se hizo del tercer premio en mérito a "La casa muerta", donde relata la historia de una casa antigua y enorme que llama la atención del narrador. Se trata de un cuento que enfatiza una atmósfera de misterio y la aparición de personajes extraños como doña Isabel. Se respira un aire de Poe o de los cuentos de terror de Maupassant.
Entre los finalistas, cabe destacar "Allco" de Víctor Borrero por la originalidad del tema (el perro de los conquistadores españoles que desea saciar su instinto en las Indias) y el trabajo con el léxico: el relato tiene una estructura de una carta dirigida al señor don Diego de Mora (de la ciudad de Trujillo).
Los demás relatos evidencian un buen trabajo de lenguaje. Creo que esta recopilación de cuentos ganadores y finalistas del Premio Copé da cuenta del excelente nivel que tiene el relato breve en el Perú.



*Selenco Vega et al. El mestizo de las Alpujarras y los cuentos ganadores y finalistas de la XIV Bienal de Cuento "Premio Copé 2006". Lima, Ediciones Copé, 2007.

3 comentarios:

roy vega jácome dijo...

Estimado Camilo, creo que ha dado usted los tres nombres vitales que todo lector debe conocer de forma obligada para captar la real esencia del género cuentístico: Poe, Maupassant y Chejov (para mí siguen ese orden). Bueno, qué decir de Poe, del maestro de maestros, cuyas historias me obligaron a devorar el tomo de cuentos traducidos por Cortázar. No más palabras: en definitiva, mi escritor favorito. De Maupassant, un verdadero radiógrafo de su sociedad, adoro en sus cuentos la mirada crítica y la prosa ágil y atrayente. De Chejov (al que aún no he leído mucho) me agrada la capacidad que posee de construir relatos mínimos pero de gran complejidad. A los nombres de Borges, Cortázar y Monterroso añadiría el de Ribeyro, en definitiva, un grande de las letras peruanas. Como dijo Selenco en su discurso el día de la premiación, el género cuento es tal vez con el que todo lector se familiariza al principio. Sostengo que los tres autores inicialmente nombrados son los verdaderos pilares que aún en la actualidad son capaces de influenciar y cautivar nuestra sensibilidad con sus historias. Para no extenderme demasiado, me despido con la farmosa máxima de Cortázar: "A diferencia de la novela que puede ganar por puntos, el cuento debe ganar por knock out".

Anónimo dijo...

Las ediciones de Petroperú son muy difíciles de conseguir. Luego de leer una reseña muy elogiosa escrita por el crítico José Guich sobre la antología de cuentos de Petroperú, quise comprar un ejemplar. Por desgracia, no pude conseguirlo en ninguna librería. En la Casa Verde me dijeron que ellos solo trabajan a consignación, mientras que Petroperú vende sus ediciones al contado, lo que disuade a las librerías de adquirir esos libros. Muy bien que Petroperú organice concursos para incentivar la creación, pero creo que se están contradiciendo a sí mismos al impedir que, por una política comercial deficiente, los libros que contienen las obras ganadoras de sus conscursos lleguen al público fácilmente. Me gustaría conocer su (autorizada) opinión al respecto, querido profesor Fernández.

Camilo Fernández Cozman dijo...

Estimado amigo anónimo: Efectivamente las ediciones de PretroPerú no se encuentran en las librerías. Me parece --no estoy seguro-- que las obsequian en el mismo PetroPerú. Habría que llamar por teléfono y preguntar si uno puede adquirirlas yendo a la misma oficina de PetroPerú; pero si usted no está en Lima, la cosa se complica por cierto. Saludos cordiales, Camilo Fernández