lunes, abril 30, 2007


UNA FRASE CÉLEBRE DE PAUL VALÉRY

Decía el gran poeta Paul Valéry "El lirismo es el desarrollo de una exclamación". Es decir, en toda exclamación hay una fuerza emotiva indiscutible, mas lo que hace el poeta es sugerir una atmósfera llena de objetos y sujetos, no explicar dicha sensación, sino irla reconstruyéndola mediante trazos finos y sutiles. Ello se puede observar, con nitidez, en "La niña de la lámpara azul" de José María Eguren o "El guardián del hielo" de José Watanabe. Desarrollar una exclamación significa tratar de expresar casi lo inexpresable, hacer decir a las palabras algo para lo cual no estuvieron preparadas. He ahí la difícil pero cautivante labor del poeta.
(Foto: portada de Política del espíritu de Paul Valéry)

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado amigo:
Vuelvo hoy por aquí, porque tu comentario a la frase de Valery me ha hecho recordar la definición que dio machado de la poesía, como la honda palpitación del espíritu. Quizás me vino a la mente por ser más cercana, y porque en nuestra lengua pudo explicar cómo la poesía surge de la misma exclamación y, por tanto, de la misma fuente inexplicable a la que se refiere el genial francés.

Salud. Gracias por agitar nuestra cabeza.

Luis Q.
www.autobiografiaporescribirluisquinonesc.blogspot.com

Camilo Fernández Cozman dijo...

Exacto, la definición de Machado tiene lazos con la de Valéry. Em ambos casos, se habla de una energía que debe transmitir la poesía. Toda gran obra de arte transmite una energía al receptor.

Anónimo dijo...

A esa energía le han dado mil nombres. Desde la matriz musical de Eielson, la frase musical de Pound, la energía de Charles Olson, la gracia instantánea, el acto de entrega y amor, hasta la honda palpitación del espíritu para otros. En fin, ¿qué será?

viteh dijo...

"Desarrollar una exclamación significa tratar de expresar casi lo inexpresable, hacer decir a las palabras algo para lo cual no estuvieron preparadas. He ahí la difícil pero cautivante labor del poeta."
Estoy de acuerdo con esta declaración mas no con su restricta aplicación y pertencia a un poeta. Cuando un piraña me dice por la calle "ya te tome foto uon la next te rajo pe batería" el pirañita usa el lenguaje y expresa lo expresable (pues no entiendo aquello de expresar lo inexpresable o si lo entiendo no lo acepto por su tufo eminentemente metafísico esencialista, como si hubiera un magma no expresable a la que el poeta solo llega algo asi como un grado cero de la pureza significativa y fundante lista para ser empaqueta por el poeta y bajada a la tierra)haciendo decir a las palabras algo para la cual no estuvieron preparadas ya que por experiencia y contacto con lima y su jerga, se que aquel malevo quiso decirme "ya te vi y te recordare la proxima vez que te vea te cortare el rostro amigo" entonces en qué quedamos? uste lo sabe: Convención instalación historizacion del arte y tradición. el piraña es piraña y valery es valery period.

Anónimo dijo...

Podría usted especificar qué tipo de energía. Es cósmica, calolorica,cuál?

Camilo Fernández Cozman dijo...

Estimado amigo anónimo:
Se trata de una energía subjetiva que se manifiesta en una exclamación y que el poeta debiera traducir en palabras. He ahí la tarea del poeta, según Valéry.

Anónimo dijo...

Profesor:
debo confesar que me gusta el concepto que plantea sobre "energía subjetiva", sin embargo, no puedo creerla completamente en virtud que tal "energía subjetiva" parece algo retórico y sólo creíble quizá por una suerte de fé, pero nada más.
Si bien es cierto, poesía aquí puede ser definida como "caudal sonoro pleno de sugerencias" y allí la fuerza emotiva y expresiva que el poeta atrapa del mundo, a lo mejor podría, si tiene tiempo, ahondar más en este tema de la energía de la poesía. Quizá al modo que lo ha hecho en los excelentes artículos sobre los 7 rasgos de la poesía moderna.
Es una propuesta.
Mil gracias por atención y las lecturas que pone al alcance.
saludos

Camilo Fernández Cozman dijo...

Estimado anónimo:
Sí, efectivamente, habría que precisar el concepto de energía. Es algo que permanece en el nivel de las hipótesis. Pero tengo la impresión de que la energía se traduce en un determinado uso del ritmo en la poesía moderna. Por ejemplo, Vallejo dice:
"Se estremeció la incógnita en mi amígdala". Hay dos esdrújulos muy fuertes ("incógnita" y "amígdala") que sacuden al receptor hiriendo su sensibilidad. Habría que profundizar más en esta idea. Pero creo que la literatura que ha trascendido más, transmite esa suerte de energía (tal vez el término "subjetivo" es impreciso); por ejemplo, Dostoievski, Kafka, Vallejo, Mallarmé.