jueves, abril 26, 2007

FALLECE POETA PERUANO JOSÉ WATANABE

José Watanabe, quien había nacido en Laredo en 1946, acaba de fallecer víctima de una penosa enfermedad. Dio a conocer poemarios fundamentales como El huso de la palabra (1989) y Cosas del cuerpo (1999). El poeta nos deja en el momento en que alcanzaba una enorme madurez y reconocimiento internacional. Solo nos queda viajar con sus versos y recordar que la poesía sí puede vencer a la muerte.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Y pensar que algunos bloggers peruanos se quedan haciendo propaganda a los premios de sus amigos y no postean nada sobre José. Gracias por el post, Camilo. Siempre lo tendré presente.

M. Ch.

regina reinadecapitada dijo...

aca en la oficina me avisaron cuand alguien abrio la web de peru21. yo conoci mas a fondo a jose gracias al curso de retorica q lleve con usted el año pasado, profesor. lamentable desaparicion.leamos su poesia, comentemosla y celebremosla y no dejemos que muera en la memoria.

María Isabel Guerra dijo...

Se le extrañará.

Camilo Fernández Cozman dijo...

Es una lástima: era un gran amigo. También me apena que no pudo ver mi libro sobre su poesía ya impreso, pues recién sale en mayo.

Camilo Fernández Cozman dijo...

Este post sale sin foto, como Watanabe prefería.

Mario Salazar dijo...

Que descanse en paz.

Mario

dulcema dijo...

Personas así no deberían morir.

Anónimo dijo...

Que en paz descanse el genio

Anónimo dijo...

una pérdida lamentable. pero sus textos serán el mejor obsequio que nos deja. adiós, wata.

viteh dijo...

Las enciclopedias no conjeturan. Esta tampoco supone que última
palabra queda fijada para siempre en la boca abierta y muerta
del Wata
Nosotros no debemos negar la posibilidad de una palabra
de agradecimiento.

fuerza wata contigo aprendí que la poesía puede tocar la puerta de todos

Miguel Ángel Malpartida dijo...

Estimado profesor, quisiera dejar en su blog este testimonio muy personal sobre José Watanabe; y también un link a youtube, donde he colgado un video (con transcripción) bastante sencillo de una conversación de sobremesa con el poeta. Saludos.


El recuerdo que guardo de José Watanabe me devuelve a la amabilidad de su pulposo tercer piso. Me retorna a sus consejos, a la conversación sobre su poesía, sobre su enfrentamiento silencioso y paciente con los versos que tarjaba, actividad que en su caso revela, como ninguna otra, el transcurso vital de un hombre: el amor, la familia, el desamor, el miedo, la enfermedad, la aceptación, el Laredo que encontraba en cada vuelta de esquina: la relación oculta entre las cosas que se ven pasar con fugacidad y la permanencia del ojo que las trata de aprehender.

Me reencuentra también con la figura de un amigo común, Pablo Guevara, cuyo trato era para él, el ojo de agua de una misteriosa juventud. Ese día, aún no pude decirle que yo había aprendido a leer poesía con Cosas del cuerpo

Poco antes de retirarme, caímos en la cuenta de que nos gustaba una misma canción, que trataba sobre el alejamiento y la promesa de un retorno. Era una canción popular, el “Qué será”, de José Feliciano, sonando en la radio. Y la cantamos juntos.

link: http://www.youtube.com/watch?v=QIvaBmgDMgI

Camilo Fernández Cozman dijo...

Hola, Miguel Ángel:

Es un bonito recuerdo. José era una persona muy sencilla. Saludos.